0
Compartidos
Pinterest Google+

Siempre he pensado que una de las mejores formas de crecer humana y profesionalmente es a través de viajar y leer, de esta manera conoces el pulso de la sociedad, su cultura,  sus tradiciones, así como los matices y colores de su gastronomía y su idiosincrasia.

Puedes planear un viaje detallado que actividades realizar, donde hospedarte, que lugares visitar, que comer, o simplemente irte de mochilazo a la aventura, tomar tu cámara y dejar que todo fluya sin un itinerario. En el caso de un libro, te transporta a mundos fantásticos o épocas pasadas, donde conforme avanzan las páginas te conviertes en el protagonista o espectador de la historia.

Durante uno de mis viajes tuve la oportunidad de conocer Saltillo, Coahuila, lugar caracterizado por sus coloridos sarapes, su rico pan de pulque y su deliciosa discada. Dentro las atracciones turísticas se encuentra el Museo del Desierto, el cual conjuga la paleontología, geología, biología, antropología, historia y arte en un profundo conocimiento del desierto; en donde se explicaba las diferentes eras geológicas por las que ha atravesado el planeta para su conformación.

Trasladando esta experiencia al mundo de la comunicación, es evidente la transformación en la  forma de relacionarnos, expresarnos y comunicarnos a lo largo de los siglos, desde la era de los signos, ruidos y señales; la era del lenguaje y el habla; la era de la escritura, la era de las letras de molde -con la invención de la imprenta- y la revolución de las comunicaciones que habría de llevar  a los medios electrónicos como radio y televisión y los medios online como Redes Sociales, Buscadores y Blogs.

Pero surge la pregunta, ¿En qué era de la comunicación nos encontramos actualmente? ¿Realmente estamos transmitiendo la información por los canales adecuados? Ante el auge de los medios on line, medios sociales, realidad virtual e inteligencia artificial; el nacimiento de una generación hiperconectada que se informa y consume contenidos en tiempo real a través de múltiples dispositivos móviles a la vez, consumidores que desean resolver sus dudas y satisfacer sus necesidades de manera inmediata, así como la transformación en su mindset con repercusiones en su vida diaria a nivel personal y profesional, nació una nueva era que impacta el mundo de la comunicación; vivimos en la era SoLoMo, concepto que engloba lo Social, la Localización y la Movilidad.

La nueva cultura digital implica un nuevo reto: Ajustar y/o redireccionar las estrategias de comunicación corporativa digitales existentes.

Es necesario que el CEO conozcan las razones por las que debe estar en Medios Sociales y en qué consiste la era SoLoMo, tendencia de comunicación e integración al alza debido al uso cada vez más recurrente de los smartphones, tabletas y weareables. De acuerdo con datos del estudio Hábitos de los Usuarios de Internet en México, realizado por la Asociación de Internet, 90% de los internautas se conectan a Internet mediante un smartphone y 8 de cada 10 lo utilizan para acceder a alguna red social. El uso de smartphones en Redes Sociales ha impulsado el crecimiento de usuarios, en específico con redes que nacieron solo en versión móvil, como Snapchat, Waze e Instagram.

SoLoMo exhorta a considerar como base estos tres aspectos de la comunicación actual para el desarrollo y ejecución de estrategias personalizadas de comunicación corporativa digitales:

  • Social: Difundir información a través de los Medios Sociales es una de las principales actividades de los internautas, esto permite a las empresas conocer mejor los gustos y hábitos de compra de su audiencia. La clave, en este sentido, es generar y compartir contenidos de valor que fomenten y estimulen que los usuarios compartan la información de la empresa, producto/ servicio con sus demás contactos, lo que permitirá crear engagement y un vínculo emocional.
  • Localización: Compartir la ubicación es un factor clave y uno de los elementos más relevantes en el mundo de las comunicaciones móviles, ya que a través de diversas aplicaciones las empresas pueden conseguir mayor visibilidad y sus audiencias pueden localizarlas fácilmente, poniendo a la marca al “alcance” de quien lo necesita a un sólo clic y búsqueda de distancia.
  • Movilidad: Pieza fundamental y que hace encajar esta nueva era de integración. Los dispositivos móviles –smartphones, tablets, laptops, entre otros- han venido a revolucionar la forma de interactuar, por lo que ahora, para las empresas es indispensable que tengan optimizada su presencia online a dispositivos móviles, con el desarrollo de un contenido líquido multiplataforma que cautive y sea de valor para sus audiencias.

Los nuevos estilos de la vida moderna, desata una nueva serie de comportamientos y hacen que cada vez sean mayores los tipos de perfiles de sus Stakeholders, a su vez que demanda por parte de la empresa se desarrollen soluciones y servicios a su medida.

Es decir, por la mañana una persona puede mostrar un arduo interés por los negocios y su atención se enfocará en noticias y fuentes de información de ésta índole. Por la tarde podrá estar en un gimnasio y  en el fin de semana su interés será más al entretenimiento y estilo de vida, por ejemplificar de forma simple la diversidad de los perfiles.

Por lo que SoLoMo ofrece una nueva era, donde todo es inmediato y a tan sólo un clic de distancia. Una tendencia que apunta a que las estrategias de comunicación corporativa digitales deben enfocarse no sólo a los contenidos narrativos, sino que ahora el objetivo también está basado en una segmentación cada vez más estrecha y aplicación de herramientas multimedia para capturar su atención.

La nueva cultura digital para las marcas implica un nuevo reto, al entender la dinámica constante de las diversas plataformas mediáticas y tecnológicas, aplicaciones y posibilidades que se van presentando para ajustar y/o redireccionar las estrategias de comunicación corporativa digitales existentes.

De acuerdo con un estudio de Accenture sobre las preferencias de consumo de la Generación Z se destaca que el 60% de los jóvenes de hasta 20 años consultados, realiza parte de sus compras a través de Internet, el 70% afirma que utilizaría las Redes Sociales para realizar compras y, el 44% dice que una de sus inspiraciones para adquirir productos son las Redes Sociales, lo cual obliga a las empresas a adecuar sus formatos de comercialización.

Al final del día, la comunicación a la que estamos acostumbrados no ha cambiado, sólo ha evolucionado la forma y los medios con que se difunden los mensajes. Lo anterior demuestra la tendencia a la que se dirige el mundo, pero también nos recuerda que hoy más que nunca los mensajes de la marca deben ser consistentes, continuos y destacando su Propuesta de Valor, no importando en qué plataforma o medio se den a conocer.

En este nuevo estilo de vida, en donde la línea entre lo real y lo digital es cada vez más delgada, las compañías deben estar preparadas para sumarse a esta nueva era y evitar que los mensajes se pierdan en un abismo de información, utilizando los canales adecuados de difusión y se adapten los contenidos a las diferentes plataformas mediáticas, con el fin de que sus Stakeholders compartan su experiencia  dentro de su círculo de influencia.

La nueva cultura digital para las marcas implica un nuevo reto: Ajustar y/o redireccionar las estrategias de comunicación corporativa digitales existentes.

Internet nos ha ofrecido múltiples herramientas con las que podemos difundir la información a un número mayor de personas, lo que permite tener una comunicación más personal con las audiencias objetivo. Actualmente, la comunicación ha dejado de ser unidireccional para convertirse en bidireccional, las redes sociales nos han permitido establecer esta relación.

Así como el periódico, la radio y la televisión fueron de los principales influenciadores ideológicos y de compra en las décadas anteriores al nuevo milenio, ahora es la Influencia Digital parte fundamental de la Promoción, uno de los cuatro elementos de la Mezcla de Mercadotecnia, que en su mayoría genera un efecto, cambia opiniones y conductas e influye en la opinión y decisiones de las personas en el ciclo de compra.

La evolución en los Medios de Comunicación ha permitido que nazcan nuevas “figuras sociales” en Medios Digitales que son expertas en un tema en concreto, que se han ganado un reconocimiento y credibilidad importante a través de publicaciones frecuentes con contenido de buena calidad, pensamientos estructurados y definidos por sus acciones en Social Media mejor conocidos como Influenciadores Digitales, ellos pueden colaborar con los departamentos de Marketing para impulsar campañas de Marketing o Relaciones Públicas que logren un impacto focalizado, segmentado y alineado. Conoce más de ellos, da clic aquí.

Hoy, la era SoLoMo es una gran oportunidad para las organizaciones, las cuales buscan comunicar el mismo mensaje a todos sus Stakeholders para transmitir coherencia, credibilidad y ética; aprovechando el poder de la movilidad y la omnipresencia en todo tiempo y lugar.

**Colaboración especial de Lic. Héctor M. Meza, Director General de InfoSol, empresa consultora en Relaciones Públicas, Comunicación, Redes Sociales, E-Marketing y Manejo de Crisis para empresas de diversas industrias. Además es consultor para diferentes empresas en Administración, Planeación Estratégica, Mercadotecnia, Recursos Humanos y Relaciones Públicas; México 2017.

Post Anterior

Redes Sociales, la manera de llegar al Corazón del Mercado

Siguiente Post

Promesa de Marca: Compromiso entre empresa y cliente

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *