0
Compartidos
Pinterest Google+

*Este 5 de octubre se conmemora el 6º aniversario del fallecimiento de este gran visionario de la tecnología.

¿Quién no ha escuchado el nombre de Steve Jobs? Seguro que muchos de nosotros sabemos de quién se trata; incluso, muchos usamos a diario algún tipo de tecnología producto de su innovadora y creativa visión tecnológica. Sin duda, el nombre de este genio de la tecnología es inseparable de la marca Apple, que en la actualidad ostenta la posición #1 entre las marcas de mayor valor en el mundo, según el listado de Forbes.

Para ser honesto, soy fan de algunos productos de la marca, pero más aún del genio que los hizo existir. Justamente, en días pasados leía una de sus biografías y recordé que este 5 de octubre se cumplen 6 años de su fallecimiento, así que considero es la ocasión perfecta para mencionar algunas de sus ideas que hoy pueden ayudar para lograr un mejor desempeño organizacional.

Mantén el “foco”

Una de las características que marcaron la vida profesional de Jobs fue la de centrar sus esfuerzos en determinado objetivo que le interesaba lograr. Es conocido que cuando este genio de la tecnología volvió a Apple, en la década de los 90, detuvo el diseño y producción de los modelos que la compañía ya tenía planeados. ¿La razón? Jobs siempre señaló la importancia de focalizar los esfuerzos en lo más importante y dejar de lado todo lo demás, incluso cuando eso implica abandonar totalmente otros proyectos.

En el ambiente organizacional es común perder el foco, sobre todo porque siempre existen muchos proyectos que debemos atender, y si no sabemos organizarnos, seguro que terminamos haciendo algo mal. Esta idea de “enfoque”, que para muchos fue producto de la meditación zen a la que Jobs era adepto, es de gran valor. “Enfocarse se trata de decir ‘NO’”, dice una frase célebre de Jobs; así que vayamos paso a paso, producto tras producto, servicio tras servicio, tarea tras tarea. Inténtalo, los resultados te pueden sorprender.

-Descubre lo que el cliente necesita

Para los negocios, es esencial contar con herramientas que les permitan conocer a sus clientes con el fin de diseñar las mejores estrategias para acercarse a ellos. De acuerdo con KPMG, la segunda prioridad de los CEOs a nivel global para los próximos 3 años, es tener una fuerte orientación hacia el cliente (19%). En la actualidad, existen una serie de herramientas que son capaces de proporcionar esta información. Sin embargo, no hay que confiarnos solamente a estos análisis. El mismo Jobs dijo alguna vez: “Los consumidores no saben lo que quieren hasta que se los mostramos”, de manera que él no se fio totalmente de estas herramientas para tomar decisiones de negocio.

Y es que para este líder de la tecnología, la innovación para hacer crecer la compañía se convirtió en una base fundamental y estaba completamente convencido de que la verdadera innovación no consiste en dar al consumidor algo que quiere sino en proporcionarle lo que éste ni siquiera imaginaba que necesitaba. ¡Allí está la clave para innovar y destacar frente a la competencia!

-Simplifica, simplifica y simplifica

Hacer las cosas sin tantos pasos intermedios, puede tener grandes ventajas. En los mismos diseños de Apple, Jobs demostró la importancia de simplificar; de hecho, los diseños de los productos de Apple están basados en la simplificación. Al iPod, por ejemplo, nunca quiso integrarle tanto botones; fue entonces cuando surgió la función de desplazamiento que hoy caracteriza a muchos dispositivos móviles.

En la actualidad, muchas organizaciones trabajan con modelos de negocio complejos que no hacen otra cosa sino mermar la productividad, eficiencia y competitividad. Es allí donde debemos actuar para transformar el modelo de negocios de nuestra empresa y llevar a cabo una simplificación estratégica, “sin tantos botones”, que dé agilidad a las operaciones y procesos. Como bien lo decía un eslogan de Apple: “La simplicidad es la máxima expresión de la sofisticación”.

-Ve por los mejores

Tratándose de sus colaboradores, Steve no escatimó en conseguir lo mejor para lograr sus propósitos. Es bien sabido que reclutó diseñadores, arquitectos y hasta publicistas bajo la idea de concretar de forma integral determinados proyectos. Él sabía lo que quería lograr y sabía a quién necesitaba para hacerlo.

No es un secreto que en la actualidad, las organizaciones se enfrentan a una escasez de talento. Cifras de Manpower Group señalan que 54% de los empleadores tiene dificultad para cubrir sus vacantes. Y es que como diría el mismo Jobs: “La contratación es difícil. Es la búsqueda de agujas en un pajar”. Sin embargo, es un reto que debes asumir, pues el capital intelectual es un factor clave para el éxito de cualquier negocio. ¡Así que no lo dudes y ve por los mejores!

-Obsesiónate por la perfección

A veces se tiene una visión negativa acerca del perfeccionismo; pero para quienes somos parte del ambiente de negocios, sabemos claramente que esto puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso, pues puede representar un valor empresarial que conduce a grandes logros. Y de esto supo bien Steve Jobs, un hombre que se preocupaba de manera insistente en el más mínimo detalle, sobre todo tratándose del diseño de los productos.

Ocuparse hasta del más mínimo detalle es una tarea que siempre debes llevar a cabo en tu organización, pero además, impulsar a otros para que también la practiquen. Jobs llegó a desechar ideas completas y comenzó a trabajar desde cero; así que no te limites, tú mejor que nadie conoce tu organización así que toma este tipo de decisiones cuando sea necesario.

Las ideas de grandes genios como Steve Jobs, tienen el poder de perduran en el tiempo; quizá por su flexibilidad para adaptarse a cualquier industria, organización y equipo de personas dispuestas a transformar su realidad y marcar la diferencia. Bien lo expresó él con esta frase célebre: “No hemos sido los primeros, pero seremos los mejores”.

Hoy, gracias a sus innovadoras ideas e inigualables productos, este visionario de la tecnología se ha convertido en un icono cuyo pensamiento trasciende las fronteras de la industria tecnológica. Y a pesar de haber partido, su visión sigue presente como un referente para los negocios y un instrumento para potenciar a las personas y a las organizaciones.

Post Anterior

El Rol del CEO en una crisis

Siguiente Post

7 Preguntas para Impulsar tu Liderazgo de Pensamiento

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *