Aeropuertos preparados ante desastres

*Han logrado reducir entre 50 y 75% el tiempo en el que restablecen sus operaciones: SITA

Los principales aeropuertos del país han reducido entre 50 y 75 por ciento el tiempo en el que restablecen sus operaciones tras el paso de algún desastre natural, como un terremoto o huracán, respecto de cómo lo hacían hace una década, a través del uso de tecnologías de la información, aseguró Guillermo Pineda, gerente de Operaciones y Servicios Aeroportuarios para SITA en México, Cuba y Jamaica.

Explicó a Excélsior que mientras que en 2005 se necesitaron alrededor de cuatro semanas para restablecer la operación del Aeropuerto Internacional de Cancún, tras el paso del huracán Vilma, pues su infraestructura resultó seriamente dañada, en 2014 durante el huracán Odile, que afectó al Aeropuerto Internacional de Los Cabos, bastó sólo una semana para tener el porcentaje total para operar, pero los turistas fueron evacuados en sólo cinco días.

"El uso de nuevas tecnologías y una cultura de la prevención más fortalecida han contribuido a reducir el tiempo de respuesta y con ello el uso eficiente de las instaladones, logrando así hacer frente a los retos", comentó.

Señaló que cuando sucede un evento de este tipo la atención se centra más en la infraestructura física, pero la operatividad de los sistemas de información del aeropuerto tiene la misma importancia.

"La automatización es importante y se complementa con la infraestructura física, pues en caso de que los viajeros queden varados en alguno de los destinos turísticos mexicanos, antes de que vuelvan a su país se deben enviar sus datos (Advance Passenger Information System) al aeropuerto receptor, proceso que no se puede hacer de forma manual y que en caso de no cumplirse adecuadamente generaría una multa a la aerolínea", puntualizó el directivo.

AEROPUERTOS INTELIGENTES

Agregó que México y el Caribe, zona que es frecuentemente azotada por eventos como huracanes, han avanzado en la sistematización para tener aeropuertos inteligentes por lo que los cuartos de comunicaciones, cómputo y sistemas informáticos se resguardan en búnkeres, ubicados en áreas que no están propensas a inundaciones o a ser impactadas por algún objeto.

Adelantó que, aunque ya se utiliza, el futuro de los aeropuertos inteligentes concretará el cloud computing para lograr un respaldo en la nube y no sólo en equipamiento físico. También adelantó que habrá una mayor virtualización.